En las montañas sobre Da Nang, Vietnam tiene una pieza única en el diseño de un puente algo que solo lo has visto en tus sueños más locos, o en alguna  película  de ficción. Rodeando un camino de 150 metros enmarcado por flores, un puente dorado brilla frente a las colinas de Ba Na, apoyado sobre un par de manos gigantes.

Aun que no lo creas esto es real, y se llama Golden Bridge el cual abrió sus puertas a los visitantes a principios de junio, en el refugio turístico de Thien Thai Garden. El puente se encuentra a 1.400 metros sobre el nivel del mar, una altitud que crea la ilusión de estar sobre franja de seda escondida en las nubes del Da Nang.

La longitud de 150 metros del puente se divide en ocho tramos. A lo largo de cada perímetro hay una línea de flores de Crisantemo de Lobelia, que agrega una capa adicional de color a las balaustradas de oro. El par de manos gigantes se ha terminado con un efecto degradado, creando la ilusión de la edad y la antigüedad.

Según The Spaces, el proyecto forma parte de un plan maestro de $ 2 mil millones para atraer turistas a la zona. Aunque ningún diseñador ha sido vinculado a la estructura realizada, las representaciones del esquema han sido previamente creadas por TA Landscape Architecture.