En saludo al Día del Trabajador de la Salud y el 33 aniversario de fundación del Hospital Alemán Nicaragüense, la dirección de dicho centro de atenciones realizó un encuentro con todo el personal que ahí labora para celebrar las victorias alcanzadas, así mismo, ratificar el compromiso de seguir firmemente atendiendo con calidad y calidez al pueblo nicaragüense desde cada una de las especialidades.

La doctora Maribel Hernández, Directora del Alemán Nicaragüense, destacó que todos los años, para esta fecha se brinda un merecido reconocimiento a todos los trabajadores que a diario aportan al modelo de salud promovido por el Gobierno, en beneficio de las familias.

Homenajeamos al trabajador heroico y abnegado, al que durante todos estos años ha dado lo mejor de sí para la salud del pueblo, el trabajador de la salud es extraordinario y se apega a los principios. Actualmente contamos con 856 trabajadores entre ellos 105 médicos especialistas y este año nos enorgullece celebrar tantos años de trabajo y logros pues este hospital inició con champas y hoy es una unidad completa”, refirió.

Además de brindar una atención de calidad, el hospital cuenta con todos los estándares, lo cual representa una gran inversión económica por parte del Gobierno, quien ha puesto la salud como una de las más grandes prioridades del país.

Muchos con más de diez años de labor en el hospital, refieren que servirle al pueblo ha sido una experiencia enriquecedora, tomando en cuenta que dedicarse al trabajo hospitalario requiriere de vocación y sobre todo solidaridad por sus similares.

Tengo 20 años de trabajar en el alemán y he visto bastantea avances en la unidad, yo recuerdo que antes este hospital lo conformaban muchas carpas pues era prácticamente una unidad ambulatoria, sin embargo, ahora tenemos pabellones con diferentes áreas, tenemos mejores condiciones de trabajo y herramientas para atender mejor al pueblo”, destacó la Licenciada Nubia Carrión.

Para nosotros es una gran bendición poder ser parte de este hermoso equipo de trabajo, somos una gran familia dedicada al servicio del pueblo, a quienes nos debemos y brindamos esa atención que ellos tanto se merecen. Ser trabajador de la salud es una gran responsabilidad porque de nosotros dependen muchas vidas”, subrayó la Doctora Adela Guillén.