Grupos y partidos ecologistas quieren que se cancele el previsto lanzamiento de 150.000 globos de color naranja durante las celebraciones de la entronización del futuro rey Guillermo Alejandro de Holanda el próximo día 30, según recogen hoy medios de comunicación del país.

Esas organizaciones y formaciones políticas han remitido una carta al Gobierno pidiendo anular el plan al considerar que supone un riesgo para la naturaleza por el tiempo que los globos tardan en degradarse y por el peligro que las cuerdas que los sujetan plantea para las aves.

El alcalde de Amsterdam, Eberhard van der Laan, ha defendido que los globos son biodegradables, pero ha aceptado estudiar los posibles efectos adversos en el medio ambiente.

Amsterdam se ha propuesto que la entronización del príncipe Guillermo Alejandro sea una gran fiesta, aunque el Gobierno ha avanzado que la celebración debe ser "sobria" dado el contexto económico.

Sin contar gastos de seguridad, el evento costará a las arcas públicas 11 millones de euros, de los que seis millones salen de las arcas municipales de Amsterdam y los otros cinco de los presupuestos nacionales, según han dicho a Efe fuentes locales.