Al menos 20 personas perdieron la vida, según los datos preliminares, al estrellarse un bombardero Ju-52 en Suiza. En el momento del accidente había 17 pasajeros, dos pilotos y una azafata.

Según los medios locales, el avión cayó en una zona montañosa, en el oeste de la montaña Piz Segnas en el cantón de Graubuenden.

Las causas del siniestro están siendo investigadas.

El avión era un antiguo bombardero de la Segunda Guerra Mundial, construido en 1939, actualmente propiedad de la aerolínea JU-Air.

"El equipo de JU-Air está profundamente triste y está pensando en los pasajeros, la tripulación, las familias y los amigos de las víctimas", expresó la empresa en su sitio web.

La aerolínea fue fundada en 1982 y entre sus servicios, ofrece vuelos de aventura en antiguos Junkers Ju-52.