Más de una decena de protagonistas llegaron desde Chinandega al Parque de Ferias para ofrecer una variedad de productos elaborados con sus manos y promover lo que se hace en este departamento del Occidente del país.

Dulces típicos y tradicionales, medicina natural, artesanías de concha de mar, encurtidos y aderezos, rosquillas y la novedad chinandegana el jugo de caña, una bebida 100% natural, fueron parte de los diferentes emprendimientos chinandeganos que estuvieron en el Parque de Ferias. 

Supremo Jugo de Caña es el nombre del emprendimiento del joven chichigalpino Elmer Mendoza, quien hace menos de dos meses ofrece al público este producto elaborado a base caña, el cual tiene varias propiedades medicinales.

“Esta bebida medicinal puede ser digerida por diabéticos, ayuda y es eficaz contra el cáncer debido a sus propiedades alcalinas, mejora la piel y sistema digestivo”, dijo el joven emprendedor.

Chinandega1

En Cuba se conoce como el guarapo, pero hoy se puede consumir en nuestra Nicaragua como una bebida sana y orgánica no alcohólica, que, incluso la pueden tomar embarazadas y niños.

Para el joven Elmer el estar en el Parque de Ferias es una alternativa más para darse a conocer y poder llegar a todos los rincones y familias nicaragüenses.

“Nosotros lo que queremos es hacer conciencia de las ventajas y beneficios que tienen este producto 100% natural”, indicó.

Supremo Jugo de Caña nació en medio de una situación difícil para el país, aun así, su creador no se dio por vencido y no tuvo temor de echarlo a andar y ha tenido buena aceptación entre los chinandeganos y hoy busca como expandirse.

Dijo que el secreto estuvo en alejarse de todo lo que implicara noticias que pudiera afectarle y alterarle sus emociones que le impidiera dirigir su negocio, “sino estuviéramos en quiebra”, añadió.

Dulces tradicionales

Asimismo, otra protagonista presente es doña Guadalupe Berríos López, quien ha emprendido con su negocio Dulces Tradicionales Berríos y por más de 20 años se ha dedicado a la elaboración de estos deliciosos postres, cuyas recetas aprendió de su abuelita Felipa del Carmen Valerio (q.e.p.d).

“Las recetas son de la abuela y conforme va pasando el tiempo uno va aprendiendo también. Y yo de todos los nietos he sido la única que ha continuado con la tradición rescatando los dulces de nuestra Nicaragua”, expresó.

Entre los dulces que ofreció está el típico toncuá, almíbar mixto de jocotes y mangos, hicacos y groseas en miel, crocantes de ajonjolí, maní, cajeta de zapoyol, coco y leche, y espumillas.

Esta experta en dulces tradicionales dijo que lleva 3 años trabajando con el Ministerio de Economía Familiar y se mostró muy agradecida porque siempre la han tomado en cuenta para participar en ferias, así como el INTA y el INTUR.

“Gracias a Dios y a ellos nosotros nos hemos levantado y no nos hemos detenido de trabajar y seguimos adelante. Lo importante es que siempre haya paz, tranquilidad por amor a Nicaragua”, agregó.

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1

Chinandega1