El coronel Néstor Solís González, segundo jefe de Defensa Civil informó que en este foro se revisaron los resultados de las recientes prácticas que hicieron en la ciudad de Masaya sobre gestión de riesgo urbano para preparar a la población sobre múltiples amenazas, entre ellas la sísmica y la volcánica.

Solís añadió que en este Foro se revisan diversos elementos, entre ellos uno fundamental, como es la educación, porque en el marco de la capacitación de la población en gestión de riesgo hay que preparar la comunidad, a la familia y al personal docente de la escuela.

“Hay un sinnúmero de elementos que se abordan a nivel de escuela en la preparación de la población estudiantil y docentes en todo lo que tiene que ver la gestión de riesgo”, dijo el segundo jefe de Defensa Civil.

La propuesta

“El sector educativo está en el marco de la comunidad, del municipio, de la población y es parte del componente de todas las acciones de gestión de riesgo que se realizan en el marco de la comunidad”, ahondó Solís.

Dijo que este tipo de preparación ante riesgos y amenazas eventuales es importante dentro de la comunidad educativa, porque si se activa la escuela, se activa la comunidad y viceversa.

Resaltó que hay que preparar a la población desde las aulas de clases en las direcciones de las amenazas sísmicas y volcánicas, para que tanto alumnos como docentes sepan qué hacer a la hora de un desastre.

Puntos vulnerables

El segundo jefe de Defensa Civil recalcó que Nicaragua como país tiene varias amenazas latentes y muchos puntos identificados como críticos.

En ese sentido explicó que actualmente la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua tiene identificados 1,120 puntos críticos ante amenazas de lluvias y 48 municipios que enfrentan el riesgo de sismos y terremotos en toda la franja del Pacífico. “Hablamos de municipios y ciudades completas que podrían ser afectadas por terremotos”, resaltó.

Indicó que actualmente se ha iniciado la preparación del Plan Invierno, tras la primera reunión sostenida el lunes por el Consejo nacional de Sinapred. Ahí se fijaron líneas generales que se aplicarán simultáneamente en todos los territorios para preparar a la población sobre el Plan  Contingente ante las lluvias.

Esa capacitación se llevará a los 153 municipios del país para que población conozca los elementos fundamentales para ponerlos en práctica a la hora de las lluvias, en el próximo invierno.

El coronel Solís destacó asimismo que la población ha brindado una respuesta positiva a los planes preventivos y ha asumido con entusiasmo la tarea de organizarse para eventuales emergencias. “La gente participa, se integra, hace lo suyo a la hora de situaciones reales”, dijo.

Simulacros en todo el país

Puso como ejemplo el simulacro realizado el pasado 17 de febrero en el cual participaron más de 4 mil personas de 12 barrios y distritos de Managua.

“Pudimos comprobar que la gente está preparada, la gente que hemos logrado contactar y llevarle el conocimiento de gestión de riesgos conoce qué es lo que va a hacer a la hora de una emergencia”, enfatizó.

Juan Salvador Méndez, director de unidad técnica ante desastres del Mined dijo que con ese Foro se pretende fortalecer las alianzas entre todos los organismos que trabajan en la gestión de riesgos en el sector educativo…

“Este año nuestra compañera Rosario Murillo ha anunciado que el Gobierno está haciendo un impulso de la temática de la gestión de riesgo en términos generales y en particular del sector educativo”, refirió.

La Escuela un bastión de la prevención de riesgo

Indicó que la escuela como tal es un referente de la comunidad y un punto de interés a nivel territorial desde el aspecto de responsabilidad compartida, por lo cual se hace necesario fortalecer la seguridad escolar, la administración de albergues y saber disponer la infraestructura educativa a la hora de una emergencia.

Sin embargo, aclaró, que por el compromiso que el Presidente Daniel tiene con la Educación, por voluntad expresa de él, las escuelas ahora son la última opción para albergar población ante emergencias.

No obstante, dijo por responsabilidad institucional las puertas de las escuelas están abiertas para atender las emergencias y el personal docente tiene que estar preparado para responder a las necesidades.

“Lo que queremos en este foro es delinear las acciones de este año que nos permita fortalecer las alianzas, pero también desarrollar acciones que permitan dentro del modelo de responsabilidad compartida del Poder Ciudadano para que podamos nosotros insertar a la población dentro de esta lógica”, refirió.

Se ha avanzado en el sector educativo

Destacó que se ha avanzado en el aspecto de la gestión de riesgo en el nivel escolar. “Nosotros tenemos la gestión de riesgo inserta en el currículo educativo, desde preescolar hasta quinto año,  así que por carga horaria en todas nuestras escuelas, nuestros alumnos aprenden sobre gestión de riesgo. Aparte de eso el calendario escolar establece que para el mes de marzo cada una de las escuelas debe tener  diseñado su mapa de seguridad y sus brigadas de prevención de desastres;  todas las escuelas por mandato expreso del calendario escolar tienen obligación de desarrollar eso”, advirtió.

Cooperación avala esfuerzos


Por su parte, Arlen Cordero, del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Unión Europea, destacó que este Foro sirve para sensibilizar a la población, para generar mayor conocimiento y para impulsar una cultura de prevención desde la Educación.

Informó que la Unión Europea dentro del plan de acción como donante ha financiado en Centroamérica un monto total de 10 millones de euros y a Nicaragua corresponde dos millones y medio, fondos que trabajan en el país con seis socios, entre ellos un proyecto que desarrollan en la ciudad de Masaya.