La alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, junto a los vecinos del barrio B-15 de la capital inauguraron el proyecto de mejoramiento vial de 5.5 cuadras de concreto hidráulico, el cual viene a mejorar las condiciones de vida de 1 mil 286 habitantes. Este barrio se ubica en el distrito VI de Managua.

En un ambiente de alegría las familias del barrio B-15 celebraron haberse convertido protagonistas del programa Calles para el Pueblo, que se viene impulsando en Nicaragua desde el 2007 y que tiene el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los nicaragüenses.

Las 5.5 cuadras de concreto hidráulico fueron adornadas con cintas de colores, chimbombas, mientras una comparsa estudiantil daba el toque cultural a esta jornada de restitución de derechos de tener calles dignas, que garanticen salud y vida a las familias.

Esta calle de concreto tendrá una vida útil arriba de los 30 años, gracias a la inversión de casi tres millones de córdobas, dijo la compañera alcaldesa Daysi Torres.

“Estamos entregando esta obra de desarrollo, de progreso, de bienestar que significa devolver y dignidad a la población que vive en este lugar y reconocen que ahora se podrán desplazar con mayor seguridad, en un ambiente sano”, agregó Torres.

Es de destacar que la Alcaldía de Managua a través de su delegación distrital VI, ha venido ejecutando una serie de obras en el barrio B-15, con el claro objetivo de mejorar la vida de las familias y estas cinco cuadras de concreto vienen a dejar el feo pasado de vías de lodo y polvo.

“Es una bendición de Dios tener obras de desarrollo y progreso en barrios pobres en donde antes no llegaba la mirada de un funcionario público, de un gobierno nunca llegó a estos lugares y ahora estamos viendo las grandes transformaciones de nuestros barrios, comarcas y comunidades”, señaló.

“Ahora voy a trasladarme mejor porque era difícil que yo pudiera dar un paseo por las tardes, porque la calle estaba en malas condiciones, pero ahora es una belleza. Cuando llovía era horrible y ahora estamos felices porque tenemos buenas calles”, agradeció Javiera Mejía, una mujer que se moviliza en sillas de ruedas.

La señora Ramona Vargas, también agradeció a las autoridades municipales y nacionales por “voltear la mirada” hacia los barrios pobres, situación que permite contar con estas nuevas calles y dejar atrás el lodoso pasado.

“Antes era puro lodo, pura piedra, era horrible cuando caía la lluvia se nos metía el agua y causaba enfermedades. Ahora gracias a Dios y con la ayuda de nuestro gobierno que tenemos ahorita se nos cumplió el deseo de tener calles nuevas”, refirió doña Ramona.

La compañera Praxis Pineda, delegada en el Distrito VI, aseguró que este año en esta zona de Managua, se invertirán más de 37 millones de córdobas en obras de mejoramiento vial, drenaje pluvial, rehabilitación de parques y unas 60 cuadras en concreto hidráulico, asfalto y adoquinado.