Google ha presentado un nuevo servicio para decidir y manejar los datos personales después de la muerte.
El nuevo servicio de la compañía de Mountain View se llama 'Gestor de Cuentas Inactivas' y servirá para que las cuentas que el usuario tenga en sus servicios (Gmail, Drive, Google+, Picasa,...) pueda ser borrada o se pueda autorizar el acceso a determinados contactos de confianza. El servicio, además de para gestionar la "herencia digital" servirá para gestionar cuentas con periodos de cierta inactividad.

Google va a permitir establecer periodos de inactividad después de los cuales la cuenta podrá eliminarse automáticamente, transcurridos 3,6,9 o 12 meses. El usuario podrá establecer el tiempo que la cuenta puede permanecer sin actividad, tras el cual notificará al usuario y a los "contactos de confianza" que ya no se está usando la cuenta, permitiendo que ellos obtengan los datos de esa cuenta.

"No nos gusta pensar en la muerte, menos en la nuestra. Pero hacer planes para qué debe suceder en el caso de que ocurra es muy importante para las personas que dejamos", según ha afirmado un representante de Google.