Los managuas devotos de Santo Domingo de Guzmán se citaron hoy miércoles 31 de julio en la Plaza del Mercado Roger Deshon ubicada en el barrio capitalino de San Judas, para acompañar a la familia del tradicionalista Lisímaco Chávez (QEPD), que se encargan año con año de avivar la fe en Santo Domingo de Guzmán.

En la casa del tradicionalista tienen pensado repartir  abundante comida, cerdo frito, pollo en caldillo, gallo pinto, tajadas, queso, maduro, chicharrones, cabeza de chancho, morongas, y no faltó la famosa chicha de las siete quebradas, una bebida fermentada cuya preparación se toma meses.

La familia Chávez siempre mantienen la receta para la preparación de la chicha de las 7 quebradas, que se reparte año con año en “La Vela del Barco”.

Hoy se cumplen 76 años de seguir dicha tradición y 12 años que Lisímaco Chávez no está presente, pero ahora son sus nietos los que continúan con el legado familiar.