Llantas, pichingas viejas, botellas y vasos quebrados que están en los patios, son los potenciales criaderos de zancudo que se deben eliminar para obtener resultados efectivos en la lucha antiepidémica.

Con el fin de eliminar el zancudo adulto, los brigadistas visitaron este martes el barrio La Primavera, para fumigar 2 mil 550 viviendas.

El Dr. Benito Flores, director del Centro de Salud Silvia Ferrufino en el Distrito VI, expresó que las familias deben tener la confianza de abrir la puerta de las casas a los fumigadores.

"Lo que le llevamos a los pobladores a través de la fumigación es salud, evitar epidemias y mantener un barrio limpio", expresó.

Recordó que el llamado es a eliminar los criaderos y potenciales depósitos, así como mantener la limpieza y el cepillado en las pilas y barriles.

El poblador Modesto José López, abrió las puertas de su hogar para que los brigadistas realizarán la fumigación.

"Es importante la fumigación para evitar enfermedades y más donde hay niños, es por eso que debemos mantener limpio, recipientes tapados y eliminar criaderos", concluyó.