Las familias cristianas de Managua se reunieron una vez más en la rotonda Hugo Chávez, de la Avenida Bolívar, para insistir en oraciones para garantizar que Nicaragua conserve la paz.

Margarita Valdez, aseguró que es oportuno doblar rodillas hacia Dios, para volver a tener la tranquilidad que se ha gozado durante estas semanas.

Estamos ofrendándole una acción de gracias, primero a Dios porque nos han permitido este ambiente de paz y tranquilidad y en segundo lugar a nuestro Comandante, que es una gran persona que lucha por la verdadera paz de todos los nicaragüenses“, afirmó.

A su vez, Xiomara Ocampo consideró que con la oración que se le elevó este domingo al Señor, el pueblo cristiano nicaragüense es posible alcanzar a Dios, para que con su poder, interceda por Nicaragua.

Que nos unamos en oración, porque Dios va a hacer cosas grandes y maravillosas. Dicen que el que cree, todo es posible. Pongamos nuestra confianza en Dios, porque va hacer que todo esto cambie“, afirmó.

El Pastor Milton Salazar, del Ministerio Internacional El Shaddai, dijo que las oraciones también van acompañadas de solicitudes para que la economía retorne su curso de crecimiento, ante las grandes pérdidas de divisas pero también de puestos laborales.

Estamos orando por eso. Pero sí gracias a Dios también ya hay respuesta, por ejemplo en San Juan del Sur, en Rivas, yo estuve platicando con otro pastor, que ya se está activando”, apuntó.

Al mismo tiempo, aseguró que se ha pedido por el consuelo en los corazones a las familias de la víctimas de la violencia.

Cada domingo, la rotonda Hugo Chávez, se convierte en un centro de oración para alcanzar el don divino de la paz.