Artesanos de diferentes partes del país se dieron cita este domingo en el Puerto Salvador Allende, para protagonizar una exitosa Feria del Bambú que captó el interés de turistas nacionales y extranjeros.

La feria, promovida por el Ministerio de Economía Familiar (Mefcca), cumplió su objetivo de servir de plataforma para promover a estos pequeños emprendedores, que se han venido tecnificando con grandes resultados.

El artesano de Yalagüina (Madriz), Santiago Centeno, detalló que la feria ha tenido muy buena aceptación por parte de todas las familias nicaragüenses y el turismo que ya viene retomando su ritmo.

“Traemos a la feria canastos en el que se pueden cultivar hortalizas; canastas para guardar las tortillas; lámparas, floreros, platitos, decorativos y adornos de todo tipo. A la gente le ha gustado mucho, y eso nos llena de satisfacción”, sostuvo.

Los artesanos de Monimbó, aseguraron que este tipo de ferias siempre han fortalecido la economía local, no solo logrando mayores ingresos, sino que también ofertando la idiosincrasia y raíces de su pueblo.

En la primera etapa de la revolución, estuvimos capacitándonos en una escuela taiwanesa en Costa Rica. Esto nos ayudó a capacitar a muchos otros compañeros que hoy trabajan la artesanía de bambú”, dijo.

Los artesanos manifestaron que esta es la Nicaragua que quieren, una patria que trabaja y se esfuerza por salir adelante, y en este sentido el Buen Gobierno Sandinista los ha apoyado en todo.