El Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y asociativa (Mefcca) junto con representantes de la embajada de China-Taiwán, realizaron la clausura del curso de elaboración de artesanía y muebles de bambú.

El embajador de China Taiwan, Señor Jaime Chin Mu Wu, fue el encargado de dar la bienvenida a los dieciocho protagonistas que culminaron con éxito el curso sobre el cultivo y mejoramiento de la eficiencia en la producción de bambú.

"Para mí y mis colegas es un placer estar hoy acompañando a los protagonistas en la clausura del curso de bambú".

"Me sorprendió que muchos de ellos que comenzaron este curso a los pocos meses hicieron cosas hermosas".

"El programa de capacitación tiene ya tiempo trabajando con el Mefcca en distintos cursos, también se hicieron cursos cortos en más provincias, así como se enseñó a cultivar, en total se han beneficiado cuatrocientas personas, por eso hay que promover el cultivo del bambú".

Durante los años de cooperación Taiwan ha realizado la donación de cinco mil plantas de bambú que se han sembrado en todo el país.

"Sabemos que los nicaragüenses son muy creativos. Los técnicos les comparten algunas técnicas para hacer mejores productos pero ustedes las amplían con sus ideas".

El compañero Benito Aragón, vice ministro del Mefcca, recordó que el presidente Daniel Ortega y la vice presidenta Rosario Murillo fueron los primeros en apostar en la idea de la industrialización del bambú y de esta manera hacer crecer la artesanía de bambú.

"Una política de gobierno pensada de manera global para desarrollar el cultivo del bambú como una oportunidad de hacer crecer la economía familiar".

"Vemos que los productos son de primera califas donde vemos la creatividad de los artesanos", sentenció Aragón.

Por su parte, el protagonista de Masaya, Wilber Calero, expresó que esta oportunidad única le abre caminos para poder levantar la economía de su familia y de Nicaragua.

"Darle gracias a Dios por esta oportunidad que nos dio. Es un detalle que nos dio China-Taiwán a través del gobierno Sandinista".

"Yo tengo muchos años de ser artesano y me siento feliz porque de esta manera vamos a poder hacer crecer este país, somos pilar fundamental".

"Estas capacitaciones son para echar a andar todos estos conocimientos y ser creativos. Nicaragua es un país con los brazos abiertos para todos nuestros hermanos, es por ello que acá estamos de todo el país echando a andar este proyecto".