Frutas, verduras, mariscos y diversos artículos fueron comercializados en la Feria del Mar desarrollada por el Ministerio de Economía Familiar y el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) en la Plaza 22 de agosto, actividad que contó con la participación de pequeños artesanos y productores del departamento de Chinandega, quienes con mucha felicidad comparten con los capitalinos su talento.

Los maricos son ofrecidos de forma cruda y preparada por quienes de manera emprendedora han salido adelante como es el caso de Néstor Cruz, del Comedor Nica Asados, quien agradece el espacio brindado por el Gobierno en dicha feria.

“Nosotros vendemos camarones empanizados, brochetas de mariscos, sopa marinera, arroz con mariscos, todos elaborados con mariscos frescos y a precios solidarios. Venir a la feria nos permite obtener buenas ganancias y de paso la población disfruta de un delicioso almuerzo en un ambiente lleno de alegría y colorido”, dijo.

Otro de los protagonistas es don César Calero, quien desde Chinandega vino a ofrecer sus encurtidos y chile embotellado, producto que elabora desde hace diez años y que, dada la oportunidad brindada, ha venido con el objetivo de abrir un nuevo mercado en la capital.

“Yo vendo encurtidos, cebolla con chile y sin chile, esta feria es un espacio en el que venimos a interactuar con otros artesanos, además de mostrarle a los capitalinos el trabajo que hacemos en occidente, la feria nos ayuda a que vendamos y promueve la práctica de consumir lo nacional”, expresó.

feria-mar

feria-mar