El mercado Roberto Huembes se caracteriza por la venta de artesanías, calzado y dulces tradicionales, pero también resalta por tener  comerciantes positivos y dispuestos a seguir sus ventas, a pesar de las adversidades.

En este jueves se observa  la afluencia de compradores en los tramos que abren desde horas tempranas, como seña de que los nicaragüense quieren seguir trabajando en paz y tranquilidad a como lo venían haciendo desde hace 11 años.

Doña Cándida Rodríguez Guadamuz, expresó  que están confiados en Dios que poco a poco todo va regresará a la normalidad.

"Necesitamos que regrese la paz, tranquilidad para reactivar nuestra economía. Nosotros jamás dejamos de vender, hemos estado positivos y sabemos que vamos avanzar para pagar nuestras deudas y llevar el sustento a nuestro hogar".

Por su parte, doña María Luz, Calzado Conny, señaló que se dedican a la venta de  todo tipo de calzado.

"Invitamos  a nuestros clientes a que vengan a comprar botas, zapatos, zapatillas, plataformas y zapatos de niñas; aquí recibimos con cariño a nuestros clientes".

Finalizó diciendo que la paz es esencial para que además de los pequeños negocios, toda Nicaragua siga prosperando.