Los incendios forestales que afectan a Grecia, desde el pasado 23 de julio, ya han provocado la muerte de al menos 80 personas y casi 200 heridos, según informaron este miércoles las autoridades.

La población más afectada es Mati, correspondiente a la región Ática en Atenas (capital), donde más de 600 bomberos trabajan para apagar el fuego y atender a las víctimas. Actualmente, unas 11 personas permanecen en estado de gravedad.

Además, la portavoz del cuerpo de Bomberos, Stavrula Marilli, aún desconocen el número de desaparecidos y prevén que la cifra de fallecidos incrementen a medida que ingresen a las casas perjudicadas por los incendios.

Un primer reporte de las autoridades en Mati, a 30 kilómetros de Atenas, precisó que más de 2.500 viviendas fueron destruidas mientras que cuatro mil tienen daños graves y 7.500 no cuentan con electricidad.

Por su parte, el primer ministro griego Alexis Tsipras decretó tres días de duelo. En el municipio de Rafina, epicentro del fuego, el alcalde Evangelos Burnús aseveró que en las próximas horas podría incrementar la cifra de muertos a 100.

Hasta el momento, bosques, autos y casas han sido calcinadas por el estos incendios, calificados como los más violentos y mortíferos que hayan ocurrido en Grecia