Antes de que su rehab ordenado por la corte comience el 2 de mayo, Lindsay Lohan se dio la vuelta por “Late Night” para charlar con David Letterman. Entre broma y relajo el comediante tocó difíciles temas como sus problemas judiciales y haciendo referencia a sus problemas de abuso de sustancias.
“¿De qué tienen que rehabilitarte? ¿Qué hay en su lista? ¿En qué se van a enfocar una vez atravieses la puerta?”, preguntó para la delicia de la audiencia.

“Nosotros no discutimos esto en la pre-entrevista”, contestó nerviosa la mujer de 26 años.

¿Tienes problemas de adicción? Es el alcohol. ¿Tomas demasiado?”, insistió.

“Ahora suenas como Dr. Phil. Hemos discutido esto en el pasado”, respondió sin realmente responder a la pregunta.

El hombre también le preguntó por qué siempre está en problemas. “No lo sé. No puedo responder eso. Siempre lo he estado. En el pasado me he puesto en situaciones donde… tomo complete responsabilidad. Y no ha sido gracioso. He sido inmadura y atravesaba una fase y tuvo que ver mucho con problemas familiares y otras cosas en mi vida”.

Ella rompió en lágrimas diciéndole a Letterman que estaba siendo muy dulce con ella, pero ella sigue siendo una actriz y mucho de lo que dijo lo ha dicho incontables veces. Sí demostró buen sentido del humor y disposición.