En el Caribe Sur el Minsa desarrolló un taller con participación de terapeutas naturistas, para articular conocimientos sobre la atención a pacientes que fueron mordidos por serpientes.

Los protagonistas del taller explicaron que tienen años atendiendo a muchos pacientes que han sufrido mordeduras de serpientes.

Uno de los terapeutas contó que ha atentido a unas 112 personas, incluyendo a niños de dos años hasta embarazadas de 2 y 5 meses.

De esta manera se intercambian conocimientos entre la medicina tradicional y la medicina moderna, para atender más eficazmente los casos de mordeduras de serpientes que son comunes en esa región del país.