Un total de 250 niños y niñas de tres escuelas públicas de la capital iniciaron este miercoles una jornada de lecturas infantiles y juegos tradicionales impulsados por el Instituto Nicarasguense de Cultura (INC).

Nora Zavala directora de la biblioteca Rubén Darío del INC, dijo que la actividad se llevo a cabo en el contexto del 39 aniversario de la Revolución Sandinista y el 130 aniversario de la publicación del libro Azul.

Dijo que en el festival de lectura los profesores desarrollaron otras dinámicas (en las instalaciones del Palacio de Cultura) como cuenta cuentos y esto “se hace con la finalidad de mantener el hábito de la lectura” en los estudiantes.

En este caso nosotros lo estamos haciendo con niños y niñas de primaria porque nosotros sabemos que el hábito de lectura debe formarse desde las primeras edades y es cierto que en esta etapa los niños se enfrascan en los teléfonos celulares, pero también en esos dispositivos se puede leer”.

El celular no es malo, pero tiene que haber un mediador y en eso nosotros tenemos los promotores de lectura” dijo la funcionaria que anunció que la misma actividad se llevará a cabo en las bibliotecas públicas de Boaco, Estelí, Diriamba y en todos los municipios”, precisó.

Estas actividades “tienen que ser contínuas para poder tener un cambio en nuestros niños y que ellos lean”, indicó la directora de la biblioteca quien también informó sobre la formación de círculos de lecturas en las 60 bibliotecas públicas a nivel nacional.

La jornada es una orientación de “nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional porque tenemos que incidir el hábito de la lectura en niños y jóvenes”.

El estudiante Jimmy Alexander Ordoñez Dávila dijo que ese tipo de actividades "nos ayuda y así la memoria no nos falla y para aprender más y para cuando nos pregunten (los profesores) algo ya por lo menos sabemos”. Dijo que le gustan la historia y los cuentos.

La instructora Isolda Torres, quien atendió a uno de los grupos de trabajo que se formaron en la actividad. dijo que la lectura es muy importante para los niños “porque desde pequeños se les va haciendo el hábito de la lectura”.

Llamó la atención de que como ahora hay mucha tecnología que está disponibles para los niños. “Nosotros no queremos como bibliotecarios que ellos desplacen la tecnología por el libro”.

Hay que enseñarles a los niños a que tengan amor por el libro y “así puedan estudiar a nuestro gran poeta Rubén Darío, a Augusto C. Sandino y a todos nuestros héroes”, puntualizó.