Nicaragua vuelve a retomar su normalidad tras largas semanas de violencia y destrucción ocasionada pie grupos golpistas.

Los comerciantes se sienten aliviados al ver cómo la población vuelve a caminar con tranquilidad y eso les garantiza tener mayores ingresos económicos.

La parada de buses de la Universidad Centroamericana (UCA), es una muestra de los deseos de la población de volver a tener paz y seguridad absoluta.

"Acá ofrecemos desayunos fuertes y livianos, todo accesible a la población. No hemos parado de trabajar, desde las dos de la mañana estamos levantados para ganarnos el pan de cada día", expresó Mildred Mendoza.

"Es necesario avanzar todos los días para poder prosperar, queremos por eso la paz para seguir dándole lo mejor a la familia", aseguró.

Maribel Baldizón, tiene un pequeño negocio de venta de frutas de temporada.

Desde la edad de siete años empezó a ayudarle a su mamá y ahora ella saca adelante a sus hijos.

"Tengo niños que van a la escuela y los estoy preparando, por eso no me he detenido de trabajar porque si no lo hago no como y no pago mis deudas".

"Nosotros desde nuestro punto de trabajo defendemos la paz, no queremos violencia y queremos transitar libre en las calles y gracias a Dios y al gobierno ya se ve todo normal y nosotros acá estamos trabajando normal tanto los vende frutas, café y los de los servicios higiénicos".