Habitantes del barrio Carlos Núñez, en el Distrito DII de Managua, abrieron las puertas de sus viviendas para que fueran fumigadas y abatizadas por brigadistas del Centro de Salud Francisco Morazán, quienes se hicieron presente dando continuidad al constante trabajo preventido que promueve el Ministerio de Salud (MINSA).

Unas mil 500 viviendas de este barrio, que cubre 43 manzanas, se sumaron a la labor de la jornada de lucha antiepidémica por la buena salud de los 3 mil habitantes.

"Es iimportante que la población abra sus puertas porque siempre trabajamos articuladamente con la comunidad y eñ Ministeti de Salud. Es importante que abran sus casas para evitar que se siga propagsndo el mosquito", expresó la doctora Cristian Contreras, directora del Centro de Salud Francisco Morazán.

Destacó la importancia también de eliminar los criaderos de zancudos, “ya sabemos que le gusta vivir en agua limpia y no podemos tener a un enemigo mortal, ya que causa sinnúmero de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya”.

La doctora instó a la población a estar atenta a los síntomas de cualquier enfermedad y acudir a la unidad de salud más cercana. Además, recomendó siempre mantener limpios los patios, lavar las pilas y recipientes al menos dos veces por semana, las botellas mantenerlas hacia abajo sino tienen tapa y votar siempre los calaches.

Doña Aracelly Hernández, expresó: “Esto que está haciendo el gobierno está muy bien, por los zancudos, los niños y tantas enfermedades que hay”.

En su casa se contribuye a evitar criaderos al mantenerse libre de chatarras y evitando aguas almacenadas.

El trabajo del MINSA es continuo. “Siempre estamos todos los días, constantemente en seguimiento a nuestras familias y darle la seguridad, siempre trabajando articuladamente”, dijo la doctora Contreras.