La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, encabezó el inicio del programa de acompañamiento internacional para los comicios presidenciales del 14 de abril y destacó que la presencia de las delegaciones contribuye al perfeccionamiento del modelo democrático.

Lucena indicó que la reunión con veedores internacionales “es en sí misma una victoria de la democracia latinoamericana” y resaltó que la importancia del encuentro radica en que los países “pueden aportar al fortalecimiento del modelo democrático” de Venezuela.

Agregó que la democracia “era hasta hace poro solo el sueño de las generaciones que se sacrificaron y mantuvieron viva la llama democrática frente a las más de 20 dictaduras” por las que pasaron varios países de América Latina.

La máxima autoridad electoral dijo que la democracia es “sin duda nuestra gran conquista política y humana”. Señaló que los venezolanos vivieron una parte intensa de la democratización y superaron con creces a la institucionalidad.

Por ello, “avanzamos con tanta velocidad en la transformación y perfeccionamiento de las herramientas para que sus dinámicas se expresen”. El sistema electoral, “es consecuencia de una demanda popular sobre una participación política y confiable”.

Tibisay Lucena se refirió al modelo electoral de Venezuela como el producto de una avanzada democratizadora que garantiza la consulta, pese a lo complejo del proceso y los sacrificios y correctivos que implica.

“Venezuela, sus ciudadanos, ciudadanas y organizaciones políticas están en permanente movimiento y esa es una constante de nuestro tiempo. No es posible regresar al cómodo y fatuo esquema de los consensos impuestos y menos al fraude electoral, esa ya no será nuestra realidad”, añadió.

La presidenta del CNE apuntó que la verdadera democracia es un derecho irrenunciable, que se ha fortalecido en la nación suramericana. Manifestó recibir con alegría “a quienes desde tantas partes del mundo vienen a compartir el ímpetu de nuestros procesos”.