La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, expresó este mediodía que “todos los días estamos trabajando para fortalecer la paz, la seguridad, el amor, la luz, esa luz del cielo que anima y alienta nuestros espíritus para ir adelante en fe, familia y comunidad”.

“Para ir adelante trabajando juntos para prosperar, emprender, trabajar, aprender y prosperar. Así es como vamos adelante, gracias a Dios restaurando la seguridad, la paz, el trabajo yla vida de nuestro país”, reiteró la Compañera Rosario.

Un pueblo lleno de fortalezas

“Nuestro pueblo lleno de fortalezas, lleno de ánimo, celebrando sus tradiciones y desarrollando todo lo que podamos; actividad económica, laboral, procurando con mucho amor, con mucha buena intención, con todo el buen corazón, ir restaurando en nuestro país, la paz que nos permite trabajar”, resaltó.

Señaló que “la Paz que nos permite desarrollar, circular, nuestras actividades; la paz que nos permite estudiar, la paz que nos permite atender la salud, la paz que nos permite restablecer el tránsito, reparar nuestras carreteras, nuestras calles, iluminar las calles, fueron destruidas en muchos lugares”.

“La Paz de Dios, que está en Nicaragua, que está en nuestros corazones, somos todos y cada uno corazones comprometidos a avanzar, restaurando, restableciendo el cariño, la comprensión, los procesos de encuentro y reconciliación en nuestra Nicaragua para que la paz no sea solo una declaración”, acotó.

“De hecho, la paz ya es una realidad, gracias a Dios. Que no sea solo una declaración, sino una realidad contundente que habitemos, como la habitamos todos los días, en primer lugar dándole gracias a Dios y luego creando cada vez mejores condiciones en su nombre, con su gracia y para su gloria” 

Para concluir instó a realizar “todo con gran cariño. El compromiso de amor a Nicaragua que vive en cada uno de nosotros”.