Con la obra teatral de títeres “La historia del mapache Goyo”, el Instituto Nacional Forestal (INAFOR) sensibilizó y educó a niños y niñas de los distritos de Managua sobre la necesidad de proteger los bosques del país.
La actividad se llevó a cabo este sábado en uno de los “pulmones” más importantes de Managua el Arboretum Nacional, donde los niños gozaron de esparcimiento con payasos, piñatas, concursos, bailes y premios.

La compañera Adriana Romero del INAFOR dijo que la actividad se llevó a cabo “con la finalidad de hacer énfasis en la educación ambiental, labor impulsada por nuestro Gobierno”.

“Nosotros (INAFOR) hemos diseñado un proyecto que va dirigido a todos los barrios de la ciudad de Managua y por lo tanto a estos niños se les va a presentar una obra teatral de títeres que consiste en que los infantes conozcan la importancia de la conservación y protección de los bosques”.

Dijo que la actividad, tanto los payasitos, animadores e integrantes del equipo de títeres son técnicos forestales y somos nosotros mismos los que impulsamos esta actividad, porque creemos que es la mejor manera para que a los niños aprendan mucho mejor la conservación de los bosques y al mismo tiempo conozcan la taxonomía de las hojas.

Es así “que los niños sienten esa armonía y amor a la naturaleza”, concluyó la compañera Romero.

Teatro1

La obra de títeres

La compañera Romero fue la que presentó la obra y a los títeres donde los niños conocieron y saludaron al “Mapache”, quien siempre defendía el bosque de la mano criminal de los que no querían que existiera el bosque.

Otros personajes de los títeres fueron la conejita “Peluche” y el “Tucán”. Los tres personajes enfrentaron un incendio en el bosque provocado por gente despiadada que puso en aprietos a los animales que tuvieron que salir en busca de ayuda.

Los niños después recordaron con toda precisión a los líderes de esos animalitos que enfrentaron el incendio (el “Mapache”, la conejita “Peluche” y el “Tucán”).

Cuando le preguntaron al niño Gader Gilbert ¿De qué se trataba la obra que presenciaron?, el infante respondió: “de que el bosque se estaba quemando”.

El niño dijo que si él hubiera estado en esas circunstancias “no hubiera dejado que quemen el bosque y le hubiéramos echado agua cuando se estaba quemando”.

La niña Ashly Ruíz que reside en el barrio Monseñor Lezcano dijo que en la obra les vino a enseñar a que “tenemos que cuidar el país, los árboles y todo el planeta porque los árboles nos dan fruto, nos dan vida con el oxígeno”.

Teatro1

Teatro1

Teatro1

Teatro1