Periodistas y analistas políticos, destacaron este viernes elementos claves del mensaje brindado por el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, durante el acto conmemorativo del 39 aniversario del glorioso triunfo de la Revolución Popular Sandinista (39/19).  

Para el periodista Moisés Absalón Pastora, director del programa Detalles del Momento, la multitudinaria concentración en Plaza La Fe San Juan Pablo II, “fue un tapabocas para todos aquellos que en la antesala de este 39/19, decían que el sandinismo estaba muerto”.

El Presidente de la República hizo una cronología extraordinaria de los hechos desde el 18 de abril. Habla sobre la Nicaragua antes y la Nicaragua después; la Nicaragua de 11 años de paz, y la Nicaragua aterrorizada en tres meses de muerte, dolor y destrucción”, refirió.

Obispos se perfilaron como políticos y no mediadores

Indicó que otro aspecto importante del discurso del Presidente Ortega es el de compartir la intimidad surgida en la reunión en El Carmen con la Conferencia Episcopal.

La Conferencia Episcopal sorprende al propio Presidente por su capacidad de involucrarse descaradamente en lo que era evidente, un plan golpista, de derrocamiento al gobierno constituido en Nicaragua”, explicó.

En este sentido, dijo que el Presidente Daniel abraza también la percepción de todos los nicaragüenses, que es el rol de los obispos en su calidad de mediadores y testigos.

Quedó en evidencia que no hay profesionales de la fe, por muy obispos que se llamen, por muy jerarcas dentro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, y de que aquí no hay ni dioses, ni santos”, indicó.

Valoró que los obispos se perfilaron más como políticos que como pastores, y desde un rol mediador y de testigos no tienen derecho a parcializarse; a tomar partido.

Convirtieron en cuarteles los templos; sus sacerdotes se convirtieron en torturadores de nicaragüenses que únicamente tenían por pecado ser sandinistas; hermanos que fueron flagelados, fueron torturados, fueron golpeados; y soltados desnudos bajo una lluvia de morteros”, dijo.

Embajadora de EE.UU sintió en carne propia el vandalismo  

Pastora explicó que el propio Cuerpo Diplomático, personificado en Laura Dogu, embajadora de los Estados Unidos, había sentido en carne propia lo que es el vandalismo y terrorismo desatado por el golpismo. 

Vio que son delincuentes y que no eran estudiantes, y que se le habían robado la camioneta, y la pistola de quien estaba resguardando la vida de la embajadora”, sostuvo.

El periodista, destacó que otro aspecto importante que abordó el Presidente, durante el acto del 39/19, es que los asuntos de Nicaragua se deciden en Nicaragua y no en Washington.  

Por su parte, el analista político Adolfo Pastrán, enfatizó que con este masivo acto en Plaza La Fe, queda demostrado que el Frente Sandinista es una realidad política admirable en Nicaragua.

Aquí el que crea que el sandinismo va a desaparecer de Nicaragua, tiene un cálculo errado, porque es una fuerza real. La movilización de ayer es demostración de apoyo popular muy importante para el gobierno y para el líder Daniel Ortega”, sostuvo.

Gobierno no va a tolerar ningún acto sedicioso

En este sentido, valoró que las sanciones y presiones externas en los últimos tres meses, han consolidado la base sandinista. Y era importante conocer esa demostración de fuerzas que se vio ayer en la plaza, cuyas expectativas fueron superadas.

En cuanto al mensaje del Presidente Daniel, explicó que quedó claro que el Gobierno no va a tolerar ningún acto sedicioso, para no poner en riesgo la estabilidad de Nicaragua, la economía.

Que hay que recuperar todo lo que se ha perdido en estos tres meses, y que el gobierno está dispuesto a encontrarle una salida pacífica a esta situación”, dijo.

Pastrán indicó que los mediadores, obispos de la Conferencia Episcopal, han quedado descalificados; y ahora se proyecta que habrá diálogo, pero muy probablemente con otros mediadores y garantes.

Los opositores tienen que darse cuenta que tienen que bajar sus expectativas, ver prioridades si quieren dialogar con el gobierno, y pensar primero en la estabilidad de Nicaragua con un sentimiento de patria”, expresó.

El pueblo llegó a la plaza en respaldo a Daniel

Refirió que el pueblo está desgastado, está cansado, quiere trabajo, quiere estabilidad, quiere recuperarse, sobre todo las miles de personas que han perdido empleo por parte del sector privado.

El doctor Germán Vásquez, destacó la alegría del pueblo nicaragüense, y expresó que la militancia del Frente Sandinista llegó ayer a la plaza a darle todo el apoyo al gobierno, al compañero Daniel, al estadista, al revolucionario.

“Esto fue impresionante. Los golpistas pensaron que no íbamos a celebrar el 19 de julio, y fue todo lo contrario, tocaron a las familias sandinistas; y ayer en la plaza pudimos ver que andaban familias enteras”, sostuvo.

El especialista, valoró que hay un pueblo con mucha historia sandinista, un pueblo que quiere que Daniel siga gobernando, y que siga este gobierno dándonos seguridad económica, estabilidad, trabajo, educación, salud, vivienda, carreteras y electrificación.