La presidenta ejecutiva del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), Judith Silva entregó este miércoles, en nombre del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, un total de 26 casas solidarias a igual número de familias de escasos recursos en dos localidades del departamento de León.

Las casas solidarias, edificadas para poder continuar su construcción de acuerdo a lo que deseen los propietarios, fueron construidas en terrenos que ya poseían las familias cuyos derechos a poseer una vivienda fueron restituidos por el gobierno del presidente Daniel Ortega.

La primera entrega de viviendas fue realizada en una comunidad del municipio de Malpaisillo conocida como el Valle de Las Zapatas, donde especialistas del INVUR trabajaron con miembros de las familias favorecidas, quienes vivían antes en ranchos de paja, cartón o pedazos de lámina de zinc.

Al respecto de las entregas de viviendas, la presidenta ejecutiva del INVUR, Judith Silva expresó “esta semana estamos arrancando en Malpaisillo, en la Paz Centro, el jueves vamos a San Juan de Limay, el viernes a Somotillo y el sábado a Juigalpa, es decir que, toda la semana el buen gobierno del comandante Daniel Ortega seguirá restituyendo los derechos de nicaragüenses a una casa digna”.

A la vez destacó que también el gobierno del presidente Ortega continuará cumpliendo con la responsabilidad compartida de que las familias de estar vacunados, de que los niños estén inscritos en el registro civil y que estén yendo a la escuela, además que las mujeres están haciéndose sus controles prenatales.

Entre tanto en el valle de Las Zapatas una propietaria Martha Erinia Narváez quien junto con su marido trabajó ayudando en la edificación de su vivienda, dijo que “si no hubiera sido con la ayuda del gobierno no habría podido construir esta casa, por lo cual ,e siento agradecida con Dios, con el presidente Daniel Ortega y con la compañera Rosario Murillo.

Once años esperando y el sueño se cumplió

Jahaira Vargas Pérez por su lado manifestó “pase casi once años buscando como tener una casa digna y gracias a Dios que ahora con el apoyo de nuestro gobierno tenemos una casa digna y no nos mojamos como antes cuando mi casa era cerrada con plásticos y zinc viejo y mis hijos se enfermaban”.

Por su lado Lázaro Pichardo dijo “esperé bastante tiempo para llegar a tener una casa digna, pero cuando el comandante Daniel Ortega llegó al poder supe que llegaría el momento en que tendría mi casita y por eso ahora me siento feliz por tener una casita digna”.

Sujeylin María Calero Hernández que también fue beneficiada con una casa manifestó “le doy gracias a Dios, al presidente y la alcaldía municipal de la Paz Centro por esta vivienda, porque antes vivía bastante mal, porque mi casita era de pedazos de zinc, plástico, piedra poma y tucos de ladrillo y en el invierno se pasaba toda el agua, pero con esta bendición ya mis niñas duermen tranquilas”.