Los trabajadores por cuenta propia siguen dinamizando la economía del país, laborando día a día.

Ya sea vendiendo frescos, tacos, enchiladas, tajadas, quesillos, frutas, hot dog y hamburguesas, estas personas no se detienen para llevar el sustento diario a sus familias.

"Vendo refrescos de ensalada de frutas, avena con leche, guayaba, todos los días vengo desde hace siete años, trabajando incansablemente para hacer un aporte en la familia y en la economía", comentó Mercedez Centeno.

Aseguró que "las ventas estuvieron bajas pero estuvimos aquí contra viento y marea porque es necesario que vuelva ese clima de tranquilidad, todos los nicaragüenses lo queremos y queremos la seguridad que veníamos viviendo antes de estos tres meses difíciles, pero gracias a Dios hoy ya se ve más ambiente de paz".

Otra mujer luchadora es Verónica López, quien vende frutas. Manifestó muy segura que Dios devolverá la paz, la tranquilidad y la prosperidad.

"A pesar de los paros y tranques aquí estuvimos trabajando, eso no nos impidió venir, a nosotros no nos mantiene nadie así que tenemos que trabajar", enfatizó.

"Recuerdo que en los días críticos viajaba hacia mi pueblo La Concha, a pesar que los productos estuvieron caros y el pasaje también, pero lo que queremos es seguir adelante para nuestra familia y volver a la paz que teníamos y lo estamos haciendo porque mire ahorita ya no tengo casi nada de venta", agregó.

Noel Cruz, vendedor de comida rápida, ubicado en las cercanías del hospital Oftalmológico, dijo que "todos los días es un nuevo día para seguir trabajando, luchando en tranquilidad para sacar adelante a la familia".

Afirmó que "vemos que todo está volviendo a la normalidad, la población que viene a pasar consultas al oftalmólogo viene tranquila y esto es necesario para llevar el rumbo que llevaba Nicaragua que era de paz, trabajo y desarrollo para la economía".