Durante la presentación del informe semanal del Instituto Nicaragüense de Pesca y Acuicultura (INPESCA), brindado por el compañero Edward Jackson, destacó que la actividad se mantiene en las escalas normales y establecidas para este periodo, tomando en cuenta que tanto en el Caribe como en el Pacifico del país, no se ha detenido el trabajo en el mar.

Jackson refirió que en el Caribe se han colocado 135 mil nasas para la captura de langostas, lo cual equivale a un 62% de lo planteado en la captura de este producto, proceso que se realiza en total normalidad. En el caso del Pacifico, se realizan una serie de actividades en las que se promueve el consumo de mariscos y se aporta al trabajo de los pequeños pescadores.

“La semana pasada, realizamos la feria del marisco y fue todo un éxito, contó con mucha afluencia de compradores, quienes adquieren el producto en bruto y ya elaborado en recetas populares. En total contamos con la presencia de 19 protagonistas, 11 mujeres y 8 varones y las ventas anduvieron por arriba de los 45 mil córdobas”, refirió.

En cuanto al monitoreo de los precios de los productos del mar, Jackson manifestó que poco a poco se ha venido normalizando la actividad y se cuenta con un mejor abastecimiento, lo cual abarata los costos de adquisición.

“La pesca en la zona se San Juan del Sur se mantiene con normalidad, las mayores especies que se están sacando son el dorado, atún, Urel, camarones y pargo, en León, la actividad se desarrolla a buen ritmo con la obtención de pargo lunaresgo, bagre y ruco. En cuanto al departamento de Chinandega, la actividad de camarón de cultivo está en normalidad y las exportaciones también están a buen ritmo, mejor que el año pasado”, destacó.

El funcionario refirió que en el Caribe Sur se ha iniciado un proceso de capacitaciones de cara a fortalecer el valor agregado a los productos a fin de generar un mayor desarrollo económico en sus comunidades y familias.