Un día después de comenzar a correr en el terreno, el capitán de los Yankees, Derek Jeter, practicó el bateo al aire libre por primera vez desde el pasado 23 de marzo.

Jeter también fildeó rodados, hizo tiros a la primera base y corrió en la grama de los jardines el miércoles en las instalaciones de liga menor de los Yankees.

El campo-corto corrió a toda velocidad el martes, lo cual el manager de Nueva York, Joe Girardi, calificó como un “paso enorme” para el veterano, quien sigue poniendo a prueba su tobillo izquierdo operado.

El jugador de los Yankees, no ha visto acción en un partido desde el 23 de marzo, cuando tuvo cuatro turnos como bateador designado en un compromiso de liga menor. Posteriormente, comenzó a sentir dolores en el tobillo. Los Yankees no han dado fecha alguna para su regreso.

Mientras Jeter practicaba el bateo, Curtis Granderson se encontraba en el jardín central, atrapando líneas y elevados. El guardabosque aún utiliza una abrazadera en el antebrazo derecho, pero espera comenzar a tirar el jueves.