La relativa calma que poco a poco ha venido recuperando el pueblo nicaragüense tras los intentos golpistas de un grupo de políticos fracasados, permite que muchas familias trabajadoras y emprendedoras retomen sus actividades, las cuales se vieron afectadas semanas atrás por los actos de terror causados no solo en Managua, sino en todo el territorio nacional.

Los deseos de superación y la necesidad de suplir los gastos de su hogar, son las razones que a diario motivan a María Hernández, quien se dedica a la venta de frutas y verduras en el sector de Linda Vista, negocio que cuenta con una trayectoria de más de ocho años y que gracias a su empeño le ha permitido salir adelante.

“Vendemos papayas, sandillas, piñas, aguacates, plátanos y todas las frutas de temporada, nosotros aquí no hemos dejado de trabajar porque los pobres no podemos darnos el lujo de perder un día de ventas, no tenemos un salario fijo y hay niños que alimentar. Hoy nosotros lo que esperamos es que la situación vaya mejorando cada día más, porque la seguridad en las calles permite que la gente ande con tranquilidad y salga a las calles a hacer sus compras”, refirió.

La paz y seguridad representan para los pequeños negocios como repostería Norma el empuje hacia el desarrollo económico, mismo que ha sufrido bajas debido a la actual situación que enfrentan las familias.

“Estamos trabajando con mucho esfuerzo, ofreciendo pasteles y reposterías y a pesar de la situación, mantenemos nuestro personal, somos un equipo que se ha sabido manejar ante la situación porque lo que queremos es salir adelante y no podemos detenernos, somos cabezas de familia y hay que pagar deudas, alimentar a nuestros hijos y seguir de frente a pesar de todo. Ahora lo que pedimos es vivir en paz, queremos estar como antes, sentirnos seguros”, dijo Jeffrey González.

La Abeja Dorada, es otro de los negocios que sigue en pie, Rafael Solís colaborador del sitio, asegura que continuarán trabajando de cara a seguir con su proyecto, el cual han levantado con mucho esfuerzo y no dejarán que los golpistas les arrebaten su sueño de florecer en esta tierra hermosa y bendecida por Dios.

“Somos una pequeña empresa que surgió en septiembre del 2017, nos hemos visto afectados por los tranques, sin embargo, seguimos apostando a que el país se enrumbará y nos va a permitir seguir trabajando con la misma intensidad de hace más de dos meses. No podemos dejarnos agobiar por lo que está pasando, somos un pueblo fuerte y valiente y tenemos que demostrarlo en estos momentos. Este país siempre ha sido la envidia de los centroamericanos y pienso que hoy tenemos el compromiso moral de alcanzar la paz para avanzar y ser cada día más fuertes”, subrayó.

negocios

negocios

negocios

negocios