La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, destacó este jueves el discurso del representante de la UNESCO en Nicaragua, Dr. Juan Bautista Arríen, durante su intervención en la instalación de la Comisión Especial para salvar Bosawás.

En comunicación con el pueblo, a través de los medios del Poder de la Familia y Comunidad, la Compañera Rosario señaló que Arríen agradeció al gobierno el hecho de que le haga partícipe de la Comisión y sugirió que plan de salvamento de la Reserva de Biosfera debe conllevar la educación cultural y en valores como un componente fundamental.

“Agradezco mucho al Compañero-Presidente y a la Compañera Rosario esta distinción tan noble que me permite aportar como nicaragüense. Es muy relevante lo que ha ocurrido en Nicaragua en los últimos años. Ya se sienten las ganas de transformar, de crear conciencia, de cultivar valores para tener una sociedad limpia, sana, en Buen Vivir”, destacó el representante de la UNESCO.

Arríen señala que la idea de la Comisión no es ir a sacar a los habitantes de la reserva.

“Aquí no estamos para sacar gente de Bosawás, sino para garantizar cultura. Los nativos afrodescendientes de la Costa Caribe siempre han estado allí. Son pobres. Los que han llegado allí también son pobres. De tal manera que el desafío es cultural. Se trata de prever lo que puede pasar en 20 años en cuanto a la lengua, las costumbres, la cultura, porque las comunidades interiorizan sus riquezas naturales, tienen esa interrelación directa con sus riquezas naturales, sus peces, sus árboles, sus tubérculos, sus animales, sus estrellas”, indicó.

Arríen destaca que el equipo de trabajo debe proponer al Comandante Daniel la importancia de la educación para reconocer a la Madre Tierra, “para que todos las nicaragüenses, los nicaragüenses, nuestros ancestros, comunidades indígenas, miskitos, mayagnas, ramas, creoles, todos, interioricemos por qué debemos cuidar y proteger Bosawás”.

Recordó que los más grandes manantiales nacen precisamente en Bosawás.

El representante de la UNESCO señaló que hoy día la educación no está orientada a la sobrevivencia del planeta, sino a la creación de riqueza para unos pocos.

“La dirigen para un supuesto desarrollo. La educación para ese supuesto desarrollo, para las tecnologías, el conocimiento, sin prever y sin tomar en cuenta la relación entre conocimiento y sentimiento que es la identidad”, subraya.

“La educación para el desarrollo, como la concibe actualmente el modelo, está en contradicción con la Madre Tierra. En el planeta nos estamos quedando sin recursos, y tampoco se sabe qué hacer con los desechos. Todo es paradójico, es complejo, es difícil”, añado Arríen quien plantea nuevas formas de educar y de pensar desde el cariño, el afecto y los valores.

Dijo que es importante que el comandante Daniel tenga la visión de integrar al todo en este plan, entendiéndose al todo como a las personas y naturaleza juntas.

“Propongo que en este plan, en este informe el aspecto fundamental sea la educación cultural del significado para Nicaragua de la reserva de Biosfera de Bosawás”, señala Arríen.

Rosario agradece mensaje

La compañera agradeció al representante de la Unesco por estas palabras, calificándolas de hermosas y aleccionadoras, y aseguró que el Comandante garantizará que este enfoque sea el que rija las acciones para salvar la reserva.

“No lo dude. El presidente de la República garantizará que nos enfoquemos en una educación distinta, en este caso para salvar Bosawás desde la cultura, desde los afectos, desde los sentimientos, desde las vivencias, desde la identidad, desde el sentido de pertenencia a la comunidad humana que habita en la Madre Tierra y que reconoce en la Madre Tierra, en la Madre Naturaleza un ser vivo, un ser que nos nutre, un ser que nos ayuda a mantener la vida”, subrayó Rosario, quien agradeció también a la Ministra de Ambiente, Juanita Argeñal el haber recogido estas palabras del doctor Arríen.