Estas imágenes reflejan el jubilo y la alegría de las familias jinotepinas, luego de que la ciudad fuera liberada por la Policía, del asedio, la zozobra y el terror que sembraron los terroristas derechistas.