Cientos de personas salieron fuera de sus casas o edificios de trabajo luego que un fuerte temblor de 5.5 grados registrado a las 1.14 pm sacudiera el territorio hondureño.

La Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, declaró alerta verde en todo el territorio hondureño tras el sismo de 5.5 grados. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el movimiento telúrico fue a siete kilómetros de San Juan Pueblo en el municipio de Esparta departamento de Atlántida en el litoral de Honduras.

La profundidad del sismo es de 10 kilómetros, según la información preliminar. Diferentes personas lo están registrado en diferentes departamentos y municipios de Honduras. A través de la red social Twitter, personas reportaron que el movimiento telúrico se sintió en varias zonas del territorio hondureño.

En el municipio de Tela el sismo se sintió más intenso, el servicio de energía eléctrica colapsó. Los pobladores abandonaron sus viviendas y centros de trabajo. Los alumnos de distintos centros educativos fueron enviados a sus hogares como medida de prevención ante posibles réplicas del movimiento telúrico.

El Cuerpo de Bomberos de Tela se encuentra monitoreando la zona para identificar posibles afectados. Hasta el momento no se reportan daños materiales pero los servicios de telecomunicaciones se han visto afectados, tanto internet, telefonía celular, entre otros.

En el municipio de Jocon, Yoro y Olanchito reportan fisuras en algunos edificios y viviendas. Pobladores del occidente del país, Ocotepeque, Santa Bárbara, Copán y Lempira, no percibieron el movimiento telúrico.