Más de cien viviendas del barrio Bertha Calderón ubicado en el distrito III, fueron fumigadas por los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA), de cara a prevenir la proliferación de mosquitos causantes de enfermedades como el Dengue, Zika y Chikungunya, mismas que pueden evitarse si se toman las debidas medidas higiénicas.

La doctora Zoila Canales, directora del Centro de Salud de Altagracia, destacó que gracias a la labor preventiva en este sector de la capital no se reportan casos positivos de Dengue, Zika y Chikungunya.

Estamos en periodo de invierno y eso aumenta las posibilidades de creación de criaderos de mosquitos, lo cual representa un riesgo para la salud de las familias. Lo más importante es desarrollar acciones preventivas, revisar barriles, pilas y eliminar recipientes en desuso que puedan acumular agua”, dijo.

Además, la doctora instó a las familias a no bajar la guardia ante las enfermedades, tomando en cuenta el cuido de los sectores más vulnerables como los niños y adultos mayores, a su vez llamó a las familias a acudir a las unidades de salud ante cuadros febriles.

Insto al pueblo a mantener la confianza en nuestros brigadistas, ellos andan bien identificados y recuerden que esta labor es vital en toda la comunidad pues una casa que no sea fumigada representa una amenaza para el resto de familias, puesto que un mosquito cuenta con un amplio perímetro de afectación”, destacó.

Los brigadistas realizan la debida fumigación de las viviendas dos veces por semana, evitando que los mosquitos alcancen su etapa adulta y depositen sus huevecillos en los recipientes con agua.