La operación de rescate de los doce niños tailandeses y su monitor ha empezado. A las 10.00 de la mañana (5.00 hora española), trece buzos internacionales y cinco tailandeses han empezado el trayecto para evacuar al grupo atrapado en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia. Dos submarinistas acompañarán a cada niño en el viaje. Se espera que el primero emerja en torno a las 21.00 horas locales, ha dicho el coordinador de la operación, Narongsak Osottanakorn.

Médicos australianos esperan a los niños dentro de la cueva para examinarlos de inmediato a medida que vayan saliendo. La operación continuará varios días.

Los trece, parte de un equipo de fútbol, quedaron atrapados en la cueva el 23 de junio, cuando una fuerte tormenta la inundó. Desaparecidos durante nueve días, buzos británicos les localizaron el lunes pasado. Desde entonces se han barajado tres opciones para sacarles: buceando, mediante un túnel horadado en la roca o esperando a que el agua se secara lo suficiente.