La norteamericana Ronda Rousey ya era leyenda de la UFC por sus espectaculares peleas sobre el octágono, pero recientemente entró en la historia de la compañía tras ser la primera mujer que figura en el Hall of Fame de la UFC.