El año pasado el valor de las exportaciones del sector sumó 2 mil 45 millones de dólares, generando aproximadamente 10 mil nuevos empleos.

Un ejemplo de este éxito lo representa el parque industrial Saratoga, ubicado en la carretera nueva a León. Con una gama de negocios que incluye textiles, calzado, fabricación de hilo, tintes y bordados, entre otros, el crecimiento del parque ha sido realmente asombroso luego de un enorme declive producto de la crisis económica.

“Nosotros hemos venido creciendo. Antes teníamos un 20% de ocupación, ahora tenemos un 80%. Para nosotros ha sido un éxito rotundo todas las medidas que hemos tomado y creemos mucho que debemos trabajar de la mano con los sindicatos y el gobierno”, destacó Carlos Vargas, gerente general de Saratoga y presidente de la Federación Nicaragüense de Zonas Francas Privadas.

Vargas aseguró que dentro del centro industrial en total hay ocho empresas las cuales en su conjunto dan empleo a unas 10 mil personas de los municipios de Mateare y Ciudad Sandino, principalmente.

Un aspecto que valora como fundamental para el éxito empresarial ha sido la mano de obra nicaragüense.

“La riqueza numero uno que tenemos en el país es la mano de obra. El nicaragüense, si vos lográs convencerlo del proyecto que tenés, ellos te apoyan. O sea, vos tenés que explicarles hacia dónde va la empresa”, señaló.

Nicaragua con un modelo ejemplar

La experiencia de Saratoga no es única en Nicaragua, de acuerdo a Vargas cuando inició el gobierno el sector de zonas francas tuvo un “problema laboral muy fuerte”, lo que provocó que varias empresas se fueran del país dejando “una pérdida de 15 mil empleos”.

“A raíz de este incidente el gobierno tomó manos en el asunto y convirtió esa mala noticia en buena noticia: Se creó un canal de comunicación entre los empresarios privados, el gobierno y los trabajadores, y juntos realizamos una estrategia para traer nuevos inversionistas”, explicó.

El mensaje fue claro, según dijo, y consistía básicamente en que en Nicaragua había paz social en la que están involucrados todos los sectores.

“Eso ha tenido un gran éxito, tanto así que Honduras, Guatemala y El Salvador están copiando el sistema actualmente”, afirmó.

Crear un país en conjunto

El Presidente de la Federación Nicaragüense de Zonas Francas Privadas, dijo ser un firme creyente de que “es más fácil construir un país en conjunto” que hacerlo de manera separada los empresarios o el gobierno.

“Lo que se ha visto es que ahora los nicaragüenses nos estamos entendiendo, que queremos sacar adelante a este país, que hemos puesto prioridades, que queremos crear trabajo porque tenemos una alta tasa de desempleo y queremos crear riqueza”, afirmó el empresario, señalando que esa política de acercamiento ha sido reconocida a nivel internacional.