El Gobierno Sandinista tiene una preocupación real de preservar la Madre Tierra, por lo cual ha mandatado evaluar la actual situación de la Reserva de Biosfera Bosawás. Lo anterior fue expuesto durante una entrevista concedida a la Revista en Vivo del canal 4 de televisión nacional, por el Director Ejecutivo del Instituto Nacional Forestal (Inafor), William Schwartz, y Steadman Fagoth, titular del Instituto de Pesca y Acuicultura (Inpesca).

En el sitio protegido existen diversos problemas y el principal de ellos, es la invasión de tierras lo que produce una afectación a la flora y fauna. Por tanto, la comisión creada realizará un diagnóstico con el que determinarán cuál es la situación actual que padece esta reserva biológica, detalló Schwartz, valorando a la vez, que dicha reserva, sirve de conectividad al corredor biológico mesoamericano, que podría ser interrumpido “debido a las malas prácticas de los seres humanos”.

Por su parte, Fagoth reiteró que hay una necesidad de priorizar el asunto de la invasión de tierras, que catalogó como la causante principal de todos los problemas. Explicó que en el contorno de Bosawás, a su parte occidental, no presenta tanto daño gracias al actuar de las comunidades que lo rodean.

El área de mayor impacto es la oriental. “Hoy por hoy, esta frontera agrícola que era, ya no lo es, ahí está la gravedad”, puntualizó Fagoth.

No todo es tragedia

Asimismo, manifestó que “no todo es tragedia en esto”, pues la invasión de territorio no ha llegado hasta la zona núcleo de Bosawás. “Ponemos nuestras manos al fuego de que no han entrado”, exclamó asegurando que gracias a las políticas de Gobierno, tampoco llegará a pasar.

Los esfuerzos han comprendido una propagación, para hacer entender a la gente, de la importancia de frenar la invasión de tierra y se han implementado acciones legales en contra de ese actuar, lo que ha golpeado a los invasores, agregó.

Sobre los invasores, aseguró que utilizan mecanismo para vender y revender la madera preciosa, en base a datos de autoridades de la Fiscalía y la Procuraduría de la República. “Hay un aprovechamiento de la pobreza”, intervino el directo de Inafor, urgiendo que terceros ofrecen la compra de tierra que los más necesitados se prestan a tomar.

Como objetivo principal, se pretende proteger la zona núcleo, luego, la zona intervenida pero de la que todavía existe bosque, y posteriormente la zona deteriorada, donde serán valoradas las acciones a tomar, pero entre las que es puntual parar las invasiones, añadió Schwartz. “Tenemos que ver qué medidas tomamos con esa gente”, expresó.

Recordó que el tema de la reserva natural, ha sido abordado desde ya hace tiempo atrás. Durante la puesta en el tapete de ese tema, se ha manifestado la preocupación de los gobiernos territoriales indígenas que habitan Bosawás.

“Bosawás es una reserva natural, es un área protegida, pero no significa que no vive gente ahí; pero vive gente que ha sabido convivir con la naturaleza, en este caso los hermanos Mayatnas y Miskitos”, reflexionó.

Bosawás representa el lugar, junto a Río Maíz, donde existe la mayor expresión de la flora y fauna en Nicaragua, precisó el Director Ejecutivo de Inafor. “Además de eso, como es un patrimonio de la humanidad, pues entonces (debemos) buscar también la ayuda de hermanos de otros países”, agregó.

La Compañera Rosario Murillo, en comunicación con el pueblo de Nicaragua este pasado lunes, anunció que por orientaciones del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, creó una comisión especial para diagnosticar la reserva Bosawás. Dicha comisión está compuesta por el Marena, Inafor, el Ejército de Nicaragua, el Sinapred, la Policía Nacional y la Unesco.