En medio de alabanzas y oraciones se desarrolló una vigilia, en el gimnasio Humberto Méndez de la Ciudad de Rivas, con miembros de diferentes congregaciones de iglesias evangélicas del departamento, todas con un solo clamor, pidiendo por la paz en Nicaragua.

Los líderes religiosos elevaron una plegaria hasta lo más alto en el cielo, para que en nuestro país vuelva a reinar la paz que existía hace unos meses.

“El día de hoy estamos aquí realizando una vigilia por La Paz, en compañerismo con la demás congregaciones de la Iglesia y poniendo en oración a nuestros Gobernantes para que tenga la sabiduría de seguir gobernando y que siga reinando La Paz en nuestro país”, dijo José Saavedra, pastor de la Iglesia La Dama Elegida.

De igual manera en diferentes puntos del departamento se desarrollan actividades similares porque hoy más que nunca Nicaragua necesita de la oración, para que en el país haya amor y paz.