Disfrutar de una buena taza de sopa, un vaho o una deliciosa carne asada en domingo, es una costumbre popular de los nicaragüenses, por ello muchas familias se dedican a la elaboración de esos platillos para su debida comercialización, obteniendo buenos resultados del trabajo que con esfuerzo ha realizado por muchos años.

El barrio Monseñor Lezcano, es uno de los más populosos de Managua y donde se ubican varios establecimientos de venta de comida.

Doña Norma Cruz, cuenta con más de 12 años de vender vaho, asegura que su pequeño negocio le permite vivir dignamente.

Todo vuelve a la normalidad

Yo vendo vaho todos los fines de semana, tengo muchos clientes y hasta por anticipado encargan sus platillos, gracias a Dios todo está volviendo a la tranquilidad y eso nos permite trabajar con más calma y seguridad. El plato de vaho cuesta 80 córdobas, he mantenido el precio porque creo que debemos de acomodarnos a la economía de la gente”, refirió.

Otro de los negocios populares es el de María José Rodríguez, quien, con apenas dos años de dedicarse a esta labor, cuenta que los resultados han sido positivos gracias a su dedicación.

Los domingos se come fuera

Gracias a Dios me va muy bien, sobre todo los días domingos porque la gente acostumbra a quedarse en casa y les da pereza cocinar, entonces aprovechan a comprar la comida ya hecha y como el vaho es algo que no se come a diario pues este día aprovechan. En promedio, los domingos vendo de 40 a 50 servicios de vaho y los precios varían desde los 90 a los 120 córdobas”, refirió.

La sopa de gallina o de res, es otra de las recetas con gran demanda y doña Luz Romero, cuenta que el día domingo es uno de los mejores en su negocio, el que cuenta con una trayectoria de 15 años, ella además vende asados y desayunos.

Todos los domingos venimos a vender porque hay mayor movimiento de personas, aquí vendemos desayunos, almuerzos y sopas. Casi siempre la gente opta por no cocinar en casa y salen a comer fuera y es cuando nosotros aprovechamos a vender. A pesar del alza en algunas verduras, nosotros mantenemos el precio para no perder la clientela”, subrayó.