La feria del mar llevó a las familias capitalinas los productos más deliciosos, extraídos de los océanos, hasta el centro histórico de la capital, específicamente a la Plaza 22 de Agosto.

En los toldos bajo el sol de la mañana, se pudieron disfrutar tanto diferentes platillos elaborados por protagonistas de la economía familiar, así como el producto fresco y sin procesar.

“Es bueno porque uno puede adquirir pescado desde los mismos productores, los mismos pescadores. Llevo pescado, cabeza de pescado y también llevo una librita de camarones, para guardar para la semana. Están favorable los precios, no el encuentro mejor en otro lado”, aseguró doña Celia Cruz, una de las personas que llegó a disfrutar de la feria.

Feria1

Mientras tanto, Fabio López aseguró que cada vez que lleva su restaurante a la feria llega con expectativas altas, siempre confiando en Dios deleitar a los presentes con ricos platillos e invitó a las familias a ser parte de los esfuerzos por recobrar la normalidad en el país.

Estamos pidiendo porque el pueblo de Nicaragua se nos componga, para trabajar en paz, porque el trabajo es dignidad, porque eso nos hace fortalecer a nuestra familia, bendecir a nuestros hijos con todo este apoyo que nos brinda el gobierno”, dijo el hombre que ofreció sopa de marisco, pescado frito y arroz con camarones.

Esta feria se repite en la Plaza 22 de agosto cada 15 días y es la oportunidad para que las familias amantes de los mariscos puedan saciar sus antojos a precios sumamente accesibles.

Feria1

Feria1

Feria1

Feria1

Feria1

Feria1

Feria1

Feria1