México, que había desplegado su mejor fútbol en años durante sus primeros dos encuentros del Mundial, avanzó a octavos de final a pesar de la goleada de Suecia porque Corea del Sur derrotó 2-0 a los alemanes, que llegaron como favoritos en el sector y se quedaron fuera en la primera fase.

Después del susto, los mexicanos tratarán de alcanzar los cuartos de final por primera vez en un Mundial jugado fuera de casa.

Alemania, que venía de resucitar al sacarle un agónico triunfo por 2-1 a Suecia en el último suspiro, quedó eliminada al caer 2-0 ante Corea del Sur.

Alemania corre la misma suerte de España hace cuatro años, cuando la selección campeona en Sudáfrica 2010 no pudo sortear la primera ronda del Mundial de Brasil.