“ Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (San Juan 8:32)

Todo líder religioso que desee ser creído y respetado por lo que dice y hace debe ser un heraldo de la verdad. Porque en si la verdad como dijo Jesús al conocerla, en sí misma y por su naturaleza nos hace libres. Dicho lo anterior deseo referirme al Comunicado 23.06.18 de la Conferencia Episcopal de Nicaragua firmado y hecho público el 23 de este mes de junio en el que se refieren al documento entregado por ellos al Presidente de la República el 07 de junio del presente año.

En dicho comunicado por quinta ocasión los obispos católicos no están diciendo la verdad cuando afirman: “se nos hace necesario que él Señor Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra, nos comunique oficial y formalmente, su aceptación a la propuesta que, recogiendo los sentimientos de la inmensa mayoría de los nicaragüenses, le presentamos el jueves 07 de junio, sobre las elecciones generales anticipadas, para marzo del 2019” (el subrayado es mío).

La afirmación hecha por los obispos de que la propuesta presentada por ellos al Presidente Daniel “recoge los sentimientos de la inmensa mayoría de los nicaragüenses” no corresponde a la verdad. Pudiera dar varios argumentos, pero por razones de espacio y de tiempo solo me voy a referir a dos:

a) Somos más de 6 millones de nicaragüenses, de esa suma – lo acepten o no los obispos católicos- el 50% somos evangélicos, que no estamos bajo la jurisdicción de la Jerarquía católica. Ese 50% de la población nicaragüense en ningún momento ha sido consultado para conocer su pensar o sentir sobre la propuesta que los obispos católicos presentaron al Presidente de la República y que ellos afirman que la misma “recoge los sentimientos de la inmensa mayoría de los nicaragüenses”.
b) Los expertos en estadísticas saben que, para obtener indicadores creíbles y confiables sobre datos u opiniones de una sociedad, no basta la percepción de los hechos y casos, no basta con monitorear determinados medios de comunicación. Los Obispo no se refieren a una mayoría simple ni una mayoría calificada, sino que la categoría que ellos utilizan es de “inmensa mayoría” casi absoluto, es como afirmar que de cada diez nicaragüense nueve respaldan determina opción.

Por lo anterior considero que la afirmación de los obispos no es objetiva ni corresponde a la verdad, sino que la misma es el fruto de su propia visión, de la percepción que ellos tienen del entorno que los rodea, que incluye voces e imágenes de una realidad con distintas lecturas de la que si queremos tener una sinopsis científica e integral debemos de analizar los cuatro lados de un edificio más la parte superior y la interior del mismo.

¨La verdad brotará de la tierra, Y la justicia mirará desde los cielos”. (Salmos 85:11)

Rvdo. Miguel Ángel Casco González
Presidente de la Coordinadora Evangélica y de la Comunidad de Fe.