El informe sobre "Derechos humanos en el contexto de las protestas sociales en Nicaragua", emitido el 22 de junio por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha sido rechazado por el gobierno nicaragüense como "subjetivo" y "parcial". El informe sesgado, que abarca unas 50 páginas, no hace mención alguna de los secuestros, torturas y asesinatos cometidos, contra partidarios del gobierno y sandinistas, por la oposición de extrema derecha y matones armados, basándose únicamente en el testimonio recibido de o denunciados por miembros de la oposición o recopilados por medios hostiles al gobierno nicaragüense. Incluso incluye la muerte de personas supuestamente asesinadas por la brutalidad policial que aún están con vida.

En su discurso ante la Organización de los Estados Americanos, la OEA, el Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, dijo que el informe omite deliberadamente todos los ataques armados, los asedios, el hostigamiento y los secuestros de los manifestantes.

El texto completo se puede encontrar aquí

La CIDH haría bien en escuchar sus palabras: “El estado de Nicaragua continúa y seguirá trabajando por la paz y la estabilidad, para que la verdad y la justicia, el orden social, la seguridad y los derechos humanos de todos los nicaragüenses y las personas que están en nuestro territorio prevalezcan”.

Ver también: https://www.telesurtv.net/english/news/Nicaragua-Rejects-Partial-OAS-Report-Slams-Fake-News-20180622-0021.html