Han pasado 14 años para ver de nuevo a la famosa y gran familia Parr; conformada por Bob (Mr. Increíble), Hellen (Elastigirl), Violeta, Dashiel (Dash), y la gran sorpresa de esta aventura, Jack-Jack, y es que en un mundo saturado por las historias de Superhéroes, no podemos dejar pasar desapercibido a "Los Increíbles".

En esta nueva aventura vemos como se invierten los papeles; resultando así que Bob sea quien se quede en casa a cuidar a los niños; mientras que una fuerte y valerosa Elastigirl tiene que salir a salvar al Mundo y patear traseros. Todo esto está detrás de un buen motivo: "Legalizar a los Superhéroes".

Y es que no vamos a negar que si hay una productora que sabe hacer las mejores películas de animación es Pixar. Ya que con la dirección del mismísimo Brad Bird, quien ha estado a cargo de películas como Misión Imposible: Protocolo Fantasma, Ratatouille, El Gigante de Hierro, y la misma primera parte de Los Increíbles; se pueden esperar cosas grandiosas.

La historia empieza segundos después del final de la primera; dando una continuación inmediata a Los Increíbles 2, por lo que vemos a una familia con problemas cotidianos, y con superpoderes, con situaciones a lidiar que radican desde no saber cómo cuidar a los hijos, problemas de adolescencia, el padre en rol de la madre, hasta tener que sacrificarse y hacer algo por todos, elementos que convierten a los Parr en una familia genuina.

Y no podemos hablar de Los Increíbles sin un villano; y es que a pesar de que Síndrome fue un excelente villano en la primera entrega de esta trama, está vez "El Rapta-Pantallas" no cumple con las expectativas que se tenían, ya que deja ciertos vacíos en la trama y no es tan imponente en pantalla.

Un acierto grandísimo a la aventura es la incursión de los personajes como Frozono, Viajera, Eléctrico, Vomito, el Compactador y más; que dan este giro línea argumental, y que son clave para la misma. Los 2 hermanos (Violeta y Dash) son ejemplo de ella.

Y qué decir de la querida Edna Moda, tan brillante que refresca con su humor a los más grandes y chicos que crecimos con este personaje entrañable. Pero el personaje que roba la historia es Jack-Jack.  Él es el alma de la película, ya que es el punto perfecto de lo sensible a lo cómico. Sus poderes son una locura total y cada situación de él es la mejor.

Esta vez Pixar mantiene la Animación de su de la primera trama a pesar de la Tecnología actual, con escenas de acción y cuadros muy bien elaborados, siempre manteniendo una línea argumental, lo que hace que "Los Increíbles 2" este INCREÍBLE.

La composición musical la hace Michael Giacchino, y lo mejor es que las voces originales en latino que le dieron vida a los personajes regresan, Víctor Trujillo, Consuelo Duval, Darío, entre muchísimo más es tan de vuelta.

Para mi "Los Increíbles 2" es increíble, con momentos divertidos, pero también fuertes, conmovedoras, de reflexión, de amor y escenas de acción que están muy bien. No supera a su antecesora pero vale cada segundo. Sin duda alguna todos la disfrutarán.