Llegó la hora cero: desde este lunes los usuarios de Hotmail se despidieron de Windows Live Messenger, el que por años fue su servicio de chat por excelencia. A partir de este lunes 8 de abril, Skype tomó su lugar por lo que los usuarios tendrán que actualizarse a la versión más reciente de la herramienta para que puedan volver a interactuar con sus contactos de MSN.

Según Alejandro Arnaiz, director de desarrollo de mercado de Skype Latinoamérica, el cambio obedece a la necesidad de “brindar una mejor experiencia para los usuarios” y sacar mayor provecho a los elementos que ofrece el servicio de videollamadas.

Con la integración, los usuarios del servicio también conocido como MSN no solo podrán enviar mensajes instantáneos, compartir archivos o enviar emoticones, sino también acceder al historial de conversaciones desde prácticamente cualquier parte, hacer videollamadas hasta con diez usuarios al tiempo y acceder al servicio de forma rápida desde cualquier dispositivo.

Arnaiz aseguró que actualmente Skype cuenta con 300 millones de usuarios activos en todo el mundo, y se espera que la cifra siga creciendo con la integración. Además, a diario se realizan llamadas y videollamadas que alcanzan los 2.000 millones de minutos, tiempo que según Microsoft equivale a 38 siglos, o al lapso necesario para recorrer la tierra caminando más de 485 veces.

Si usted es nuevo en Skype solo tiene descargar el software en su computador o dispositivo móvil, iniciar sesión con su cuenta de Hotmail y los contactos de MSN se van a agregar de forma automática.

Por ahora solo queda decirle adiós al que por varios años fue un compañero incondicional en el mundo de la mensajería instantánea. Desde ahora, los usuarios de MSN empiezan una nueva era de la mano de Skype.