Como parte de la prevención de enfermedades, el Ministerio de Salud continúa desarrollando estrategias de lucha anti epidémica en los barrios de la capital.

La fumigación y el abate, son acciones que se realizan casa a casa, con el fin de eliminar  el Aedes  Aegypti, el mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya.

La mañana de este jueves se fumigaron 500 viviendas del  Reparto San Antonio y Casas para el Pueblo, en el distrito II de la capital.

El Dr. Freddy Suárez, del Centro de Salud Sócrates Flores, expresó que lo más importante es que la población permita a los brigadistas entrar a las viviendas para eliminar al vector adulto.

Asímismo, dijo que es importante orientar a los pobladores que  eliminen de sus viviendas los posibles criaderos.

"Orientamos que mantengan limpia sus viviendas, y mantener el abate en recipientes como piletas, barriles y baldes donde se almacena agua para el consumo del hogar".

Señaló que se debe cepillar las piletas 2 veces por semana, además tomar en cuenta que el abate tiene un efecto de 30 días y máximo 60 días.

Hizo un llamado a las familias a que permitan que los equipos de salud hagan su trabajo.

"Estas actividades velan por la salud de las familias, es por eso que solicitamos apoyo a la población y sumarse a las campañas preventiva para evitar enfermedades", finalizó.