Unidos en un mismo clamor, las congregaciones de las iglesias evangélicas se reunieron en la Plaza parque Carlos Fonseca Amador, en Rivas, para pedir por la Paz de esta nación.

“El día de hoy estamos en un clamor por La Paz de Nicaragua, sabemos que estamos pasando tiempos difíciles y el único que nos puede sacar de todo esto es nuestro señor jesucristo por eso le debemos de clamar a él, por que él tiene la solución para que en nuestra Nicaragua reine La Paz”, dijo José Modesto Leal, Pastor de La tercer Iglesia de Nazareno.

El pueblo evangélico se ha unido en esta plaza para dar testimonio de fe y para declarar que Jesucristo es el señor de Nicaragua. Los pastores y congregaciones oraron y cantaron para que prevalezca la tranquilidad en el país.

Durante el acto de fe muchos doblaron sus rodillas y pidieron perdón a Dios por sus pecados, alabaron y oraron a Dios para que Nicaragua siempre esté tomada de la mano del Señor.

Nuestro objetivo principal como jóvenes es exaltar el nombre de Dios y trabajar para que en nuestro país se acabe el odio y que todo nos unamos en oración”, expresó Isaac Rayo, representante de la iglesia el Nuevo pacto.

La actividad fue dirigida por los hijos de los pastores, acuerpada por todos los miembros de las diferentes denominaciones, de esta manera el pueblo de Dios se unió para que la paz vuelva a reinar en Nicaragua tierra única y original.