El doctor Enrique Beteta, vice ministro de Salud, hace del conocimiento al pueblo nicaragüense de los daños ocasionados por grupos delincuenciales, quienes han robado, saqueado y destruido bienes del pueblo administrados por el Ministerio para servir a la población.

Cinco camionetas Hilux robadas que todavía están en poder de los vándalos, trasladando en ellas municiones y todo tipo de material que pueda provocar temor y caos en la población, dos motocicletas robadas, cuatro ambulancias secuestradas, ambulancias que tienen la finalidad de trasladar a los enfermos”.

Además, mencionó que han sido dañadas 56 ambulancias, 2 unidades móviles destruidas, 1 casa materna saqueada donde se alojan alrededor de treinta mujeres, 2 sedes del Silais saqueadas y destruidas.

“4 hospitales saqueados e invadidos, 20 trabajadores secuestrados, 120 personas han perdido de poder realizarse hemodiálisis, fallecidas por el atraso de los tranques hasta el momento tenemos seis, entre ellos una mujer embarazada, un niño”, finalizó Beteta.