La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, manifestó que Dios quiere en Nicaragua a una patria unida y fortalecida.

Rosario señaló, en este sentido, que el Gobierno Sandinista está comprometido con la reconciliación de todos los nicaragüenses.

La Vicepresidenta recordó que este viernes se reinstala el diálogo nacional y que el gobierno será representado por una delegación encabezada por el Canciller Denis Moncada.

Esto se hace “para seguir trabajando desde el diálogo por la paz, la reconciliación y el futuro de Nicaragua”.

Dijo que esto se hace “porque todos queremos vivir con esperanza, porque todos queremos tener tranquilidad, porque todos queremos recuperar la seguridad que teníamos y que debemos seguir teniendo en nuestra patria, volver a tener en nuestro patria”.

“Vamos a estar trabajando con absoluta disposición y compromiso de recorrer caminos de bien para que en Nicaragua prevalezca la justicia, la sensatez, la cordura, el bien común y sobre todo el amor a Nicaragua y el amor entre nosotros, las y los nicaragüenses”, agregó.

Aseguró que es el amor el que permitirá asumir todos los retos actuales y futuros.

“Sabemos que podemos pasar de un tiempo complejo, difícil, complicado a un tiempo de construcción, fortificación, de fortalecimiento y de victorias que es lo que todos queremos en nuestra Nicaragua”, afirmó la Vicepresidenta Rosario Murillo, recordando que Dios restaura.

“Seguimos comprobando que la voluntad de Dios es una patria, una Nicaragua, en el caso esta tierra sagrada nuestra, unida y fortalecida en fe, como familia, como gran familia nicaragüense, que la voluntad de Dios es buena, es agradable, es perfecta, que hay un plan de Dios para Nicaragua, un plan de Dios para que todos podamos vivir tranquilos en nuestra tierra, vivir en paz, construyendo porvenires y sobre todo construyendo y garantizando bienestar, esa lucha decidida contra la pobreza para todas las familias nicaragüenses”, manifestó.

Dijo que el clamor es que cese la violencia y las agresiones.

Secuestro de dirigente de UNEN

Al respecto, lamentó el intento de asesinato en contra de Leonel Morales, presidente de UNEN en la Upoli.

Recordó que fue secuestrado en la casa de su novia y llevado con rumbo desconocido.

“Le dieron tres balazos, uno que casi le quiebra la mandíbula, uno al higado. O sea, la intención era evidentemente matarlo y una que le produjo afectaciones en la zona de los pulmones”, explicó.
Indicó que Morales es uno de los 5 delegados de UNEN en el diálogo nacional.

Subrayó que ese es un crimen de odio. No obstante, recordó que el amor siempre vencerá el odio.

Secuestro del hijo del ex alcalde de León

Lamentó también el secuestro Lesmar Téllez Amador, hijo del ex alcalde de León, Tránsito Téllez.

Señaló que Lesmar fue recuperado gracias a les gestiones de paz que se han hecho en la ciudad.

“Estos son los incidentes que no pueden seguirse dando porque nosotros no hemos sido un país… en los últimos 11 años hemos vivido más allá del odio y más allá de todas las formas de violencia. Habíamos logrado restaurar y restituir un sentido de pertenencia a una patria de todos y es lo que queremos que retorne de la mano de Dios”, enfatizó.

Rosario dijo ser optimista en que la actual situación de violencia se pueda superar y se recupere la paz y la convivencia.

“Creo que todos tenemos que buscar la paz y seguirla, es nuestro compromiso cristiano y nuestro compromiso humano”, afirmó.

“Necesitamos vivir con esperanza y estoy segura que lo lograremos porque todo tiene su tiempo y Dios nuestro Señor ha puesto eternidad en nuestros corazones para que empecemos a entender su obra desde el principio hasta el fin”, destacó.

La vicepresidenta dijo que esta es una lucha espiritual que nos llama a fortalecer la fe y al perdón.

Muerte de niño en Masatepe

Rosario condenó el fallecimiento de un niño de 25 días de nacido producto de los tranques que ha instalado la derecha en Masatepe.

El niño iba con dificultades respiratorias desde la comunidad La Granjita, pero debido a las dificultades su mamá Mariela Aguirre tuvo que llevarlo caminando durante una hora y 20 minutos, aunque el trayecto por lo general no lleva más de 20 minutos.

Otras noticias

por otro lado, producto de las acciones vandálicas en Masaya se reportan afectaciones en el centro de operaciones para desastres.

Dijo que el gobierno lo reconstruirá y así seguir protegiendo a las familias.

Afirmó que el Minsa desarrolla jornadas de terapias de medicina natural y exámenes ginecológicos, ultrasonidos, entre otros servicios.

Dijo que se mantienen las clases y se rehabilitan en Chinandega aulas para la comunidad educativa.

Durante su discurso, aseguró que Nicaragua sigue caminando con fe y enfrentando las dificultades con esperanza.

Llamó también a reconstruir la buena fe y el buen corazón entre todos los nicaragüenses.

Reiteró el compromiso de ella y del Comandante Daniel de trabajar incansablemente para avanzar en rutas de paz para la patria.

Dijo también que la palabra suave quita la ira, y que nada se gana con un corazón lleno de rencor e ira. “Todos ganamos si fortalecemos esa capacidad que nos reseña son San Francisco de Asís en su magnífica oración: que nos haga a todos instrumentos de paz, de cariño y seamos capaces de sembrar amor, luz y alegría en las tinieblas, porque la fe es nuestra fortaleza y porque la fe nos impulsa a todos a creer más y más que todo es posible con el poder del amor que es el poder infinito de Dios”.